Los cuidados de tu bebé

El eccema atópico es una enfermedad cutánea cada vez más frecuente, que se manifiesta por una sequedad extrema, prurito y una incomodidad cutánea, muchas veces intensa.

0

La piel de tu bebé cuenta con un capital celular único, pero también es delicada e inmadura: aún no desempeña íntegramente su función de barrera protectora.

0

La piel de las pompis de tu bebé es muy delicada y puede irritarse fácilmente, en especial durante el primer año de vida: hasta el 60 % de los bebés se ven afectados durante los primeros 12 meses.

0

Desde las primeras semanas de vida, los bebés pueden tener pequeñas costras amarillentas, grasas al tacto, en el cuero cabelludo o en la parte superior del rostro.  Se trata de “costra láctea”.

0

La piel de los bebés posee un capital en células originales, que se encuentra en sus niveles máximos al momento del nacimiento. Este capital de vida, único y valioso, también es extremadamente vulnerable.

0